Índice

Conclusión

Gracias a todas las etapas de configuración seguidas anteriormente, usted dispone, ahora, de un servidor Core completamente funcional en su entorno. Se han presentado algunos de sus uso principales, y otros, como Hyper-V, se han descrito en el capítulo Consolidar sus servidores.

La opción de instalación mínima requiere menos espacio en disco, disminuye la superficie expuesta a los atacantes y facilita considerablemente las operaciones de mantenimiento y de reinicio del servidor. Por todos estos motivos, se recomienda escoger una instalación mínima siempre que no necesite utilizar los elementos de la interfaz de usuarios y las herramientas de administración gráfica suplementarias en la opción Servidor con una GUI y si los roles y/o características que faltan en esta versión no le son imprescindibles.

Las ventajas de esta instalación mínima son reales, y la principal dificultad consiste en acostumbrarse a su administración cotidiana. ¿Supone el Server Core el final de la división entre la interfaz Windows y el shell de Unix?

Por el contrario, la llegada de Nano Server abre una nueva vía para el uso de los servidores de pequeña superficie de ataque, que es la de la virtualización global, que permite gestionar el servidor como un sencillo módulo de un entorno más global. Esto introduce los conceptos básicos del cloud privado, por ejemplo.