Índice

Introducción

Este capítulo está dedicado al despliegue de servidores y puestos de trabajo. Contar con una plantilla de instalación automatizada supone una ganancia importante en la productividad y en la calidad. La instalación de servidores tiene poco valor añadido aunque debe hacerse siempre de la misma forma, con las mismas versiones de componentes, para tener coherencia entre todos los sistemas. Un despliegue comprende como mínimo el sistema operativo, pero también generalmente el conjunto de controladores, herramientas del sistema, o incluso el conjunto de aplicaciones necesarias.

La automatización de este proceso cobra mayor sentido con la virtualización, y los entornos «a la carta». La preparación de este despliegue es un aspecto muy importante para el éxito de su proyecto. La tecnología no supone ningún inconveniente, ¡no hay ningún motivo para no usarla!