Índice

Los troyanos

Los troyanos son programas (o parte de ellos) maliciosos alojados en un programa sano. Una vez instalados en el ordenador, su objetivo es abrir "puertas" en el ordenador para facilitar la entrada de programas maliciosos o que un pirata tome por completo el control del equipo.

Esas "puertas" conocidas como puertos en lenguaje informático, representan las pasarelas utilizadas por su ordenador para comunicarse con el exterior.

Los troyanos, clasificados en la categoría de las Backdoor (puerta trasera), usan a menudo fallos en la seguridad de los programas (errores de programación) para crear y mantener acceso permanente y no autorizado a su ordenador cuando éste se conecta a Internet. Los programas más vulnerables son los más utilizados (los programas Microsoft forman parte de los objetivos de preferencia).

Los efectos de los troyanos son mucho más importantes que los de los gusanos o los virus porque, al dejar la "puerta" abierta a todo tipo de intrusiones, otros programas o personas malintencionadas pueden a continuación ejecutar aquello que mejor les parezca: piratear datos confidenciales, eliminar o formatear el disco duro.

Los síntomas de una infección pueden ser:

  • actividad anormal en el router o en el disco duro;

  • reacciones incontroladas del ratón;

  • apertura inesperada de programas;

  • mal funcionamiento o bloqueos repetidos de programas.

Muchos salvapantallas descargables de Internet ocultan troyanos en su programa.