Índice

Un servidor web

Hoy en día, cualquier persona sube a la web la información que desea compartir. Llega el momento de elegir el almacenamiento. Almacenamiento compartido, servidor dedicado en un datacenter, servidor instalado en un antiguo PC, etc. Las opciones son amplias. La llegada de la Raspberry Pi ofrece una solución para los sitios web que alcanzan un número limitado de visitas. El bajo consumo de la Raspberry Pi permite dejarla conectada permanentemente con un coste mínimo. La Raspberry Pi consume 700 mA bajo 5 voltios, es decir 3,5 W. Durante un año, el consumo es de 3,5 W x 24 h x 365 d = 30.660 Wh, es decir, alrededor de 31 kWh. El kWh cuesta una media de 15 céntimos de euro y el coste de almacenamiento de su servidor web sería inferior a 5 euros/año, aproximadamente.

1. Instalar el servidor

Una gran parte de los servidores web instalados (50 %) corren en Apache (datos de Web Server Survey - Marzo de 2016). Este servidor puede funcionar en la Raspberry Pi pero tiene un consumo importante de recursos. Para adaptar el servidor a la Raspberry Pi es preferible una solución ligera.

Los servidores web como Nginx o lighttpd consumen muchos menos recursos, proporcionando un servicio eficaz.

a. Objetivo de la instalación

El objetivo es publicar en Internet un blog alojado en una Raspberry Pi. Se adquirió el nombre de dominio raspiblog.es en el registro de dominios BookMyName. La solución que se aplica en este ejemplo es la instalación en Raspbian de un servidor lighttpd. ...