Índice

¿Cómo ahorrar tiempo?

El correo electrónico debería hacerme ahorrar tiempo. ¿Por qué siempre tengo la impresión de que me lo hace perder?

Reserve unas horas determinadas para consultar sus mensajes

Es inútil estar constantemente pendiente de su Bandeja de entrada. Es preferible reservar unas horas determinadas para trabajar con el correo (por ejemplo, por la mañana al llegar y luego una o dos veces durante la jornada).

En este caso, puede ser interesante quitar el pitido que le advierte cada vez que recibe un nuevo mensaje.

Confíe en el asunto

Cuando mire su Bandeja de entrada durante el tiempo reservado a tal fin, la lista reducida que muestra el remitente y el asunto es suficiente para asegurarse de que no deja pasar un mensaje urgente (cuya importancia se deduce del texto del asunto).

Utilice con buen criterio el panel de vista

Este panel permite ver el mensaje recibido sin tener necesidad de abrirlo. Pero una vez leído y procesado, considere marcarlo como «Mensaje leído», de lo contrario es posible que regrese a él más tarde, haciéndole perder el tiempo volviéndolo a leer.

Actúe después de cada consulta

A partir del momento en el que ha leído un mensaje, actúe: proceda, reenvía, elimine, marque, categorice… ahorrará un tiempo significativo.

Introduzca las direcciones en las listas

Si tiene listas de destinatarios que utiliza frecuentemente, no olvide que su aplicación de mensajería ofrece ...