Índice

El regreso de JavaScript

Las aplicaciones web actuales se sitúan en un entorno dinámico. Nunca antes los sitios Web habían sido tan ricos en términos de presentación visual y otras funcionalidades, basadas en la gestión de la información.

Desde el comienzo de la Web, JavaScript ha sido un compañero privilegiado en el diseño de páginas HTML gracias a la interactividad que permitía añadir a estas páginas. Pero su presencia e influencia permanecieron mucho tiempo limitadas, debido sobre todo a las dificultades para construir scripts verdaderamente compatibles con los diferentes navegadores de la época.

La aparición del DOM (Document Object Model), que permite acceder o actualizar el contenido, la estructura y el estilo de los documentos HTML, fue el primer factor en la renovación de JavaScript. Más allá del DOM, la recomendación del W3C fue adoptada por todos los navegadores, lo que permitió reducir los problemas de interoperabilidad de los scripts.

Después llegó AJAX (Asynchronous JavaScript and XML) y las consultas XMLHttpRequest asociadas, que permitieron el nacimiento del JavaScript asíncrono, ofreciendo la posibilidad de modificar una parte de las páginas web sin tener que volver a cargarlas completamente. La puerta quedaba abierta a aplicaciones JavaScript mucho más ricas, que respondían mejor a aspectos relativos a la interactividad de las aplicaciones web. Aquí también ganó ...