Índice

Regreso a los primeros pasos

Este capítulo ha mostrado los principales comandos para controlar Docker y abordar, de manera serena, sus usos más industriales.

Sin embargo, es conveniente observar que, aunque por el momento estemos únicamente en fase de iniciación, los usos realizados ya son importantes:

  • Hemos creado contenedores sellados con un OS potencialmente diferente al de la máquina host.

  • Hemos lanzado procesos potencialmente peligrosos en un entorno de pruebas, haciendo de esta manera que sean inofensivos.

  • Hemos expuesto archivos estáticos a un servidor web y esto, sin tener que gestionar una instalación compleja.

  • Hemos iniciado y detenido más de una docena de entornos, todo en apenas pocos minutos.

Una de las grandes fortalezas de Docker es permitir, desde las primeras operaciones, realizar operaciones de alto valor pero potencialmente complejas de realizar sin esta herramienta. Además, podemos establecer una comparación con los enfoques de tipo cloud.

Debido a su enfoque destinado al alquiler, Amazon, Azure y otros clouds permiten que proyectos de pequeño tamaño accedan a los recursos informáticos, que estarían fuera de su alcance financieramente hablando.

De la misma manera, Docker permite montar arquitecturas de software complejas de manera sencilla, lo que abre la vía a determinados proyectos que no podrían disponer de las competencias de instalación y configuración de Nginx, MongoDB, etc. Las imágenes disponibles en Docker Hub permiten ...