Índice

Introducción

Con el objetivo de hacer que una aplicación esté disponible para un número de usuarios mayor, es necesario crear una aplicación capaz de gestionar varios idiomas y varias culturas.

En efecto, un usuario español y un usuario inglés no comparten el mismo idioma, ni tendrán el mismo formato de fecha; tampoco tendrán el mismo formato para las cifras decimales o la misma moneda, pero la aplicación a la que acceden es exactamente la misma y deberá ser capaz de mostrar la información según la cultura correspondiente.

El principio de traducción de una aplicación se divide en dos partes: la internacionalización y la localización.

Internacionalización

La internacionalización representa la implementación de los mecanismos que permiten a la aplicación soportar varios idiomas y varias culturas.

Su rol consiste en separar todos los elementos de la aplicación propios de una cultura o de un idioma de aquellos que no lo son. Esto implica identificar todas las especificidades de una cultura y hacer que sean dinámicas para que puedan mostrarse, a continuación, en el formado esperado por el usuario.

El término internacionalización se describe a menudo en forma abreviada como: i18n. La letra i y la letra n hacen referencia a la primera y la última letras del término Internationalization (en inglés), mientras que el número 18 se corresponde con el número de letras ...