Presentación del capítulo

Con frecuencia, nos gustaría que un ordenador fuera capaz de darnos cierta información que no conocemos a partir de hechos conocidos.

Los propios seres humanos no siempre son capaces de deducir nuevos hechos a partir de otros conocidos y necesitan la ayuda de un experto. Por ejemplo, en el caso de un fallo en el automóvil, la mayoría de personas no son capaces de determinar el origen de la avería y se dirigen al mecánico (el experto). Este, gracias a su conocimiento, encontrará el problema (y lo reparará, por lo general).

Muchos puestos de trabajo los ocupan estos expertos. Los médicos, los consultores o los agentes inmobiliarios no son más que algunos ejemplos.

Sistema:expertoLa inteligencia artificial puede ayudarnos creando un programa informático llamado sistema experto que jugará el rol de este profesional. En ciertos casos, como en medicina, esta herramienta podrá convertirse en una ayuda para el propio especialista, puesto que el campo de estudio es muy vasto. Es poco habitual, en efecto, que el experto humano pueda remplazarse por completo, y estará ahí, a menudo, para confirmar la conclusión del sistema, ahorrándole en cualquier caso un tiempo precioso. En otros casos, el sistema proporcionará un primer diagnóstico, que complementará una persona física en caso de que el error sea desconocido en la base de datos utilizada (como ocurre con los fallos raros, por ejemplo). En la mayoría...

Si desea saber más, le proponemos el siguiente libro:
couv_DPT2INT.png
60-signet.svg
Versión impresa
20-ecran_lettre.svg
Versión online
41-logo_abonnement.svg
En ilimitado con la suscripción ENI
130-boutique.svg
En la tienda oficial de ENI
Anterior
Resumen
Siguiente
Ejemplo: un sistema experto en polígonos