Dominios de aplicación Aplicación

El equipo de John Holland de la Universidad de Michigan comenzó a trabajar con algoritmos genéticos en los años 60. Sin embargo, esta tecnología empezó a conocerse a partir de 1975 tras la publicación de su libro.

Los algoritmos evolutivos, en general, han comenzado a aplicarse en varios dominios. Para que sean eficaces, basta con responder a algunas restricciones:

  • El número de soluciones potenciales debe ser muy grande.

  • No existe un método exacto que permita obtener una solución.

  • Es aceptable una solución casi óptima.

  • Es posible evaluar la calidad de una solución potencial.

Si se cumplen estas cuatro restricciones, entonces un algoritmo genético puede ser una buena solución para encontrar una respuesta al problema que, si bien no puede garantizarse que sea la mejor, será en cualquier caso válida, y se obtendrá en un tiempo razonable.

Los encontramos, en primer lugar, en los dominios de la ingeniería y del diseño. En efecto, en la actualidad es cada vez más complicado crear piezas que respondan a las restricciones y minimicen o maximicen ciertas características (menos materia prima, consumo menor, mayor potencia, más resistencia...). De este modo, las carrocerías de los coches pueden crearse mediante algoritmos genéticos para hacerlas más aerodinámicas.

Su segundo gran dominio de aplicación es la logística. Los encontramos, entonces...

Si desea saber más, le proponemos el siguiente libro:
couv_DPT2INT.png
60-signet.svg
Versión impresa
20-ecran_lettre.svg
Versión online
41-logo_abonnement.svg
En ilimitado con la suscripción ENI
130-boutique.svg
En la tienda oficial de ENI
Anterior
Coevolución
Siguiente
Implementación