Índice

Configuración de los parámetros de una directiva de grupo

1. Configuración de la instalación de la aplicación

Los objetos de directivas de grupo le permiten desplegar aplicaciones en un conjunto de puestos y de usuarios del dominio. Este método de despliegue evita, así, las molestas operaciones manuales de instalación. De este modo, es posible desplegar varias aplicaciones gracias a un GPO vinculado a una unidad organizativa de manera sencilla y rápida en el siguiente inicio de sesión de los puestos.

Las fuentes de las aplicaciones desplegadas deben estar disponibles en un recurso compartido de red para poder recuperarse a través del GPO. En contraposición, solo puede tratarse de paquetes MSI.

images/03CET23.png

Preste atención a la ruta de la aplicación cuando la agregue, pues debe tratarse obligatoriamente de una ruta UNC.

Es posible definir propiedades de instalación para las aplicaciones, configurar un paquete MSI con un archivo de transformación (.mst) o incluso desinstalar la aplicación cuando el puesto ya no se encuentre en el ámbito del despliegue de la aplicación.

En el caso de que decida no instalar más esta aplicación, puede eliminarla del objeto de directiva de grupo con las siguientes opciones:

  • Desinstalar inmediatamente el software de usuarios y equipos

  • Permitir a los usuarios seguir utilizando el software pero impedir nuevas instalaciones

images/03CET24.png

2. Configuración de la redirección de carpetas

En ciertos casos, en el mundo corporativo, ...