Dominios de aplicación Aplicación

La inteligencia artificial se asocia, a menudo, con la ciencia ficción. La encontramos, por tanto, en muchas películas y libros, como por ejemplo el ordenador HAL 9000 de la Odisea del Espacio de Stanley Kubrick (1968). Desgraciadamente (para nosotros, humanos), estos sistemas de I.A. tienen la mala costumbre de revelarse o querer someter a los hombres, en ocasiones "por su propio bien", como ocurre en el film I, Robot de Alex Proyas (2004).

En la actualidad, la inteligencia artificial se utiliza, efectivamente, en el mundo de la robótica para permitir a los robots interactuar de manera más flexible con los seres humanos a los que deben ayudar. Las tareas que deben realizar son, en ocasiones, muy sencillas, como limpiar el suelo, o mucho más complejas, como ocurre con los "robots de compañía" que deben ayudar en la vida cotidiana a personas que no tienen todas sus facultades (por ejemplo, personas mayores o con alguna minusvalía). Existen muchos trabajos en este campo, y las posibilidades son casi infinitas.

Los militares lo han comprendido bien: muchos robots se encargan o subvencionan mediante sus fondos destinados a la investigación. Hablamos de drones inteligentes, capaces de encontrar enemigos en zonas de combate, de soldados mecánicos, de armas inteligentes, y también de robots que permiten encontrar y salvar a las víctimas de catástrofes naturales.

Otro gran dominio de la inteligencia artificial es el mundo...

Si desea saber más, le proponemos el siguiente libro:
couv_DPT2INT.png
60-signet.svg
Versión impresa
20-ecran_lettre.svg
Versión online
41-logo_abonnement.svg
En ilimitado con la suscripción ENI
130-boutique.svg
En la tienda oficial de ENI
Anterior
La inteligencia artificial
Siguiente
Resumen