Índice

Conclusión

La Raspberry Pi ahora arranca en el disco duro o en llave USB. La tarjeta micro SD ya solo se pide para las primeras etapas del boot en el primero caso y se puede eliminar en el segundo caso. No se somete a más desgaste debido a las frecuentes escrituras realizadas por Linux durante su funcionamiento.

El tiempo de arranque no se ha modificado fundamentalmente. Pero la capacidad disponible ha aumentado enormemente, lo que puede ser útil para algunas aplicaciones.

La tarjeta micro SD utilizada en este capítulo para el arranque sobre el disco duro, ya no se puede utilizar sola. Marque la tarjeta cuidadosamente para que permanezca asociada al disco duro. Bastará con cambiar la tarjeta para probar otras distribuciones, el disco duro seguirá estando disponible para almacenar los datos.

Por el contrario, la tarjeta micro SD utilizada al inicio del capítulo para transferir Raspbian a una llave USB siempre se puede utilizar sola, porque el sistema simplemente se ha clonado y la tarjeta micro SD no se ha modificado.