Índice

Instalación

1. Introducción

Cuando se inicia la instalación de Windows 7, hay dos opciones: Actualización o Instalación personalizada.

La actualización permite migrar un ordenador equipado con Windows Vista a Windows 7. Los ficheros, parámetros y programas se conservarán intactos, con la condición de que las aplicaciones sean compatibles con Windows 7. Es el modo de migración más sencillo y no requiere la reinstalación de todas las aplicaciones tras la actualización del sistema operativo.

Tenga en cuenta que, si el ordenador no está equipado con Windows Vista, la actualización no estará disponible. En otras palabras, la actualización no estará disponible desde un puesto equipado con Windows XP. En estos equipos, habrá que instalar Windows 7 a partir de la opción de Instalación personalizada. Se efectuará una reinstalación completa en la partición que desee y se deberán reinstalar todas las aplicaciones.

Si escoge la opción Personalizada para instalar Windows 7 sobre una partición que ya contenía un sistema operativo (Windows XP, por ejemplo), los archivos y programas existentes en esta partición corren el riesgo de ser eliminados. Se aconseja, por tanto, realizar una copia de seguridad de los datos antes de iniciar la instalación personalizada y restaurarla después de la migración. Durante la instalación, Windows 7 propone, no obstante, una herramienta ...