Índice

Asignación automática de direcciones IP

Windows 10 soporta, como todo sistema operativo, la obtención de una dirección IP desde un servidor DHCPv4 o DHCPv6. El beneficio para un administrador es importante, porque ya no debe ocuparse de gestionar las direcciones IP asignadas en la red empresarial. Repartir las direcciones IP estáticas consume tiempo y aumenta el riesgo de error.

El servicio Cliente DHCP gestiona la inscripción y la actualización de las direcciones IP en el servidor DHCP, al igual que los registros DNS correspondientes.

En caso de fallo del servidor DHCP, el cliente se asignará automáticamente una dirección IP APIPA en la red 169.254.0.0/16. Sin embargo, esta configuración no permitirá utilizar los servicios de Active Directory o de Internet, porque ninguna puerta de enlace, servidor DNS o WINS son definidos por APIPA. Para remediar esta limitación, Microsoft permite utilizar la configuración alternativa.

Un buen medio de evitar el uso de APIPA consiste en configurar DHCP con tolerancia a fallos: dos servidores DHCP ofrecen rangos diferentes de las direcciones disponibles (50% un servidor y 50% el otro) a los clientes DHCP. De esta forma, si uno de ellos no estuviera disponible, el otro seguiría distribuyendo las direcciones IP.

Configuración alternativa

La pestaña Configuración alternativa, disponible en las propiedades IPv4 de una tarjeta de red, permite especificar el componente del cliente Windows 10 en caso de indisponibilidad ...