Índice

Introducción

Desde hace ya algunas versiones, SQL Server ha alcanzado una cierta madurez en lo referente a la gestión de una base de datos relacional, y las evoluciones más destacadas se sitúan en la parte de BI aunque también en la integración de SQL Server en Windows Azure (estos dos puntos son objeto de este libro).

Sin embargo, esto no significa en ningún caso que no existen mejoras a nivel del propio SQL Server.

Primero, en lo referente a la distribución, la instalación de la herramienta cliente SQL Server Management Studio está completamente desligada de la instalación del motor de la base de datos, lo cual es algo bueno dado que el puesto donde se ejecuta SQL Server Management Studio no es, en general, el mismo sobre el que funciona la base de datos.

Como complemento a la evolución de algunos comandos, las herramientas mejoran con la intención de integrarse. Así, SQL Server Profiler ya no existe (al menos es recomendable no utilizarlo), sino que se propone una solución completamente integrada en SQL Server Management Studio.

De la misma forma, el almacén de consultas permite un mejor seguimiento de los tiempos de ejecución de las mismas además de asegurar la buena salud del servidor con indicadores como el tiempo consumido por el procesador, el número de lecturas lógicas, el tiempo de ejecución de las consultas…

SQL Server 2016 propone también las tablas temporales, lo que permite seguir la evolución ...