Índice

Presentación

Imagine un ordenador del tamaño de una tarjeta de crédito que cuesta menos de 40 € y que es capaz de proporcionar vídeos en 1080p (full HD = alta definición) a 30 imágenes por segundo…

¿Un sueño? Hoy es una realidad gracias a la Raspberry Pi 3.

La Raspberry Pi 3 reúne en una tarjeta de 85 × 56 mm todos los componentes necesarios para que pueda funcionar un sistema operativo (Linux) y, de esta manera, poder usar la Raspberry Pi 3 como un verdadero PC.

images/1.png

Hay disponibles herramientas básicas en la mayor parte de los distribuidores: tratamiento de texto, hoja de cálculo, juegos o navegadores de Internet.

Los creadores de hardware como impresoras 3D, aparatos teledirigidos (vehículos, drones, helicópteros, etc.), encontrarán decenas de aplicaciones insólitas, útiles... incluso totalmente inútiles o absolutamente necesarias.

Pero lo que ha motivado la creación de la Raspberry Pi es, sobre todo, es una voluntad de poner a disposición de los niños y adolescentes un ordenador de bajo coste que les permita descubrir la informática y la programación.