El editor vi vi

1. Presentación

El editor de Unix por defecto se llama vi (visual editor). No es de los más ergonómicos en comparación con editores en modo gráfico, pero tiene la ventaja de estar disponible y de utilizar la misma sintaxis básica en todos los Unix. Cada Unix propone en general una sintaxis extendida más allá de la sintaxis básica. El editor vi en Linux se llama vim. Vim respeta toda la sintaxis de vi, pero no es recíproco. Vi es pequeño: ocupa poco espacio en disco, consume poca memoria. Algunas de las opciones disponibles sólo funcionan en vim, como por ejemplo la gestión de buffers de memoria múltiples.

vi [opciones] Archivo [Archivo2 ...] 

vi no tiene menús, tampoco interfaz gráfica, y no es intuitivo. Requiere conocerse de memoria un determinado número de atajos de teclado para poder utilizarlo. Si bien el aprendizaje es un poco difícil, una vez dominado, vi es rápido y práctico, hasta tal punto de ir más rápido que con editores de texto gráficos.

El debate que enfrenta a los partidarios de emacs (o de otros editores) con los de vi no tiene razón de ser. Cualquier sistema Linux (y Unix) dispone pase lo que pase del editor vi, por lo que es ineludible. Si tiene la oportunidad, puede instalar el editor que le guste, aunque esto, en entornos empresariales, de servidores, etc., no siempre será posible. Este debate genera muchos troles en los foros y tribunas.

2. Funcionamiento...

Si desea saber más, le proponemos el siguiente libro:
couv_RIT62LINA.png
60-signet.svg
Versión impresa
20-ecran_lettre.svg
Versión online
41-logo_abonnement.svg
En ilimitado con la suscripción ENI
130-boutique.svg
En la tienda oficial de ENI
Anterior
Buscar archivos
Siguiente
Redirecciones