Índice

Resumen del capítulo

Windows soporta dos tipos de tablas de partición: MBR y GPT. Aunque MBR sea todavía muy utilizado en el mundo de la empresa, GPT es cada vez más aceptado y ofrece más funcionalidades.

Windows 10 debe instalarse en una partición formateada en NTFS. FAT32, que es un sistema de archivos que envejece, se utiliza en principio en dispositivos extraíbles (memorias USB, tarjetas de memoria, etc.).

Exiten varias herramientas en Windows 10 para gestionar discos, particiones y volúmenes: el administrador de discos, la herramienta DiskPart o comandos PowerShell.

Gracias a NTFS, podemos asignar permisos para verificar el acceso a determinadas carpetas o archivos. Estas autorizaciones podrán aplicarse a usuarios, grupos de seguridad, equipos o cuentas de servicio.

La compartición de archivos se utiliza con frecuencia en la empresa. Permite centralizar y compartir los recursos de manera sencilla y segura. El acceso a estos recursos compartidos puede restringirse mediante permisos NTFS o autorizaciones de recurso compartido.

Windows 10 ofrece la posibilidad de almacenar de forma local los archivos de un recurso compartido, para hacerlos disponibles incluso sin conexión a la red. Cuando la red vuelve a estar disponible, el Centro de sincronización se ocupa de recuperar las nuevas versiones o sincroniza las modificaciones efectuadas.

Para mejorar el ancho de banda de una empresa, la tecnología BranchCache almacena los sitios Web, archivos o aplicaciones ...