Índice

Introducción

En un contexto profesional, la interfaz de una aplicación Android es un elemento que no hay que descuidar: no debemos olvidar que, en un primer momento, es el diseño de la aplicación lo que va a dar a los usuarios de Play Store una primera impresión y permitirles prejuzgar la calidad de nuestra aplicación.

De hecho, el diseño de la interfaz gráfica supone una carga de trabajo considerable: además de las restricciones vinculadas con los múltiples tamaños de pantalla y a las diferentes versiones del sistema Android, las normas de ergonomía, así como las restricciones impuestas por los equipos de diseño gráfico (por lo general responsables de la integridad del diseño de la aplicación), incluyen su lote de dificultades para el desarrollador.

Veremos, en este capítulo, cómo reducir la carga de trabajo maximizando el uso de componentes complejos de la interfaz y, además, estudiaremos cómo implementar los elementos de navegación sugeridos por Google. A continuación, veremos cómo, utilizando elementos gráficos creados mediante XML, limitar las variaciones gráficas para los pictogramas, botones y fondos de pantalla. Por último, terminaremos el capítulo con algunos trucos que simplifican el diseño de las representaciones utilizadas con mayor frecuencia.