Índice

Una aproximación ecológica CORREO ELECTRÓNICO:Consejos

En los capítulos anteriores, hemos visto cómo limitar las dificultades inherentes al uso de e-mails y cómo cambiar sus hábitos para que sea usted más efectivo. Si ha aplicado los consejos proporcionados en este libro, sus e-mails ahora ya se ordenan de forma automática, puede encontrar fácilmente la información que busca y el número de mensajes inútiles o fastidiosos se habrá reducido considerablemente. Los e-mails que redacta también serán más efectivos; quizás sus colegas hayan notado este cambio. Pero ¿han evolucionado ellos en su forma de comunicarse?

Su impacto en el sistema del correo electrónico es ciertamente interesante, pero ¿no resulta ínfimo frente a las prácticas de comunicación inadecuadas en la empresa?

Hemos visto que, cambiando algunos hábitos, como dejar de poner en copia sistemáticamente a personas que en última instancia no tienen mucho interés en recibir el mensaje, podríamos reducir a menos de la mitad el número de mensajes en circulación, lo que equivale a reducir a la mitad la cantidad de tiempo que todos han de dedicar a consultar su correo electrónico. Esto no es insignificante, y sin duda sería de interés común que el máximo número de personas a su alrededor mejore su forma de comunicarse por e-mail.

Promueva las buenas prácticas CORREO ...