Índice

Autenticación

Windows soporta varios modos de autenticación. Autenticarse en un sistema operativo permite, en primer lugar, asegurar el acceso a los recursos al autorizar únicamente a algunos usuarios el acceso a ciertos datos, con la posibilidad de otorgarles permisos diferentes. Esto permite también garantizar la trazabilidad de los accesos y la posibilidad de determinar a posteriori quién ha accedido a los datos, los ha modificado o eliminado.

Para ello, cada usuario debe poseer un identificador único y debe ser el único que puede utilizarlo. En general, la protección de la cuenta de usuario se realiza con ayuda de una contraseña que sólo conoce el usuario. Hay, no obstante, otros métodos de autenticación además de la contraseña, como pueden ser las tarjetas de memoria y los lectores biométricos (lectores de huella dactilar, por ejemplo).

Desde el momento en que cada usuario posee una cuenta de acceso única, se pueden asignar permisos de acceso en los diferentes recursos para autorizar o denegar el acceso.

Se pueden utilizar varios métodos para autenticarse en las bases de datos centrales y para transmitir estos datos de autenticación hasta los recursos protegidos (impresoras, directorios compartidos, aplicaciones, bases de datos, etc.). Microsoft incluye de serie varios protocolos de autenticación. Los sistemas operativos de Microsoft utilizan principalmente tres: Kerberos, NTLM y LAN Manager. Sin embargo, algunas aplicaciones específicas ...