Dominios de aplicación Aplicación

Estos algoritmos resultan muy útiles en muchos dominios, en particular aquellos para los que no exista ninguna manera de calcular el óptimo de forma matemática o cuando esta actividad llevaría demasiado tiempo.

Obtienen un óptimo, local o global. Se espera, entonces, tener un resultado, si no es global, al menos el más cercano a su nivel de calidad.

Los encontramos, de este modo, en todos los dominios que realicen el diseño de piezas o de sistemas. En efecto, permiten encontrar fácilmente formas o materiales adecuados, limitando su coste (o, en función del problema, la superficie de rozamiento, las turbulencias...). Se utilizan en construcción, por ejemplo, para optimizar las estructuras de carga.

Se han realizado estudios para optimizar el coste de las estructuras de hierro en construcciones que tenían que respetar las normas antisísmicas.

En electrónica, sirven para mejorar el diseño de circuitos impresos, limitando la cantidad de "cable" necesario, o minimizando el espacio requerido por los diversos componentes.

En finanzas, los metaheurísticos permiten optimizar una cartera de acciones, limitando los riesgos y buscando maximizar las ganancias para una suma determinada.

Se utilizan en problemas de planificación como, por ejemplo, crear horarios de autobús/avión/tren. Se busca minimizar el coste para la empresa y maximizar los beneficios. Para ello, se busca tener los vehículos...

Si desea saber más, le proponemos el siguiente libro:
couv_DPT2INT.png
60-signet.svg
Versión impresa
20-ecran_lettre.svg
Versión online
41-logo_abonnement.svg
En ilimitado con la suscripción ENI
130-boutique.svg
En la tienda oficial de ENI
Anterior
Meta-optimización
Siguiente
Implementación