Índice

Introducción

Con el objetivo de garantizar el buen funcionamiento de una aplicación, es habitual realizar un conjunto de pruebas para cubrir los distintos casos de uso. Cualquier desarrollador utiliza pruebas durante la fase de depuración y durante el desarrollo.

En efecto, el refactoring constante del código es susceptible de introducir regresiones en la aplicación, de modo que las pruebas resultan una manera adecuada de detectarlas y, de este modo, corregirlas antes de que se conviertan en un problema. Además, con el lenguaje JavaScript, al ser un lenguaje no compilado y tipado dinámicamente, no es posible detectar los errores más probables salvo durante la ejecución del código. El uso de juegos de pruebas cobra, de este modo, todo el sentido.

Existen varios tipos de pruebas, que se estudiarán en este capítulo para comprender en qué caso utilizar cada una, y qué herramientas son las mejor adaptadas.