Índice

Resumen del capítulo

Windows 10 proporciona herramientas que permiten facilitar la gestión de funcionalidades como el acceso remoto, el control de integridad, el despliegue y la compartición de impresoras o la gestión de contenidos.

Windows 10 incluye, en efecto, una consola MMC y herramientas RSAT para gestionar el acceso remoto y las funcionalidades y los roles de servidor.

La característica Escritorio remoto permite también acceder a un equipo remoto como si el usuario estuviera enfrente de él, desconectando al usuario local, mientras que la Asistencia remota ofrece al usuario la opción de solicitar ayuda a un administrador sin perder su sesión en curso.

PowerShell combina un lenguaje de scripting y un intérprete por línea de comandos que permite gestionar y automatizar las acciones de administración de los sistemas Microsoft. Con Windows 10, Microsoft desarrolla una funcionalidad en PowerShell, llamada DSC: el administrador puede, en adelante, gestionar el desplieque y la configuración de varios entornos de forma automática.

Microsoft ofrece desde la Tienda la aplicación gratuita Escritorio remoto, cuya principal ventaja es la de agrupar en una ubicación centralizada las conexiones activas.

RemoteFX se apoya en el protocolo RDP (Remote Desktop Protocol) para ofrecer una experiencia de usuario mejorada en el caso de una conexión remota: se tiene en cuenta la visualización de vídeos, el redireccionado de dispositivos (impresora, cámara) ...