Índice

El World Wide Web Consortium y los estándares

Recuerde que Internet es relativamente joven: el primer servidor web data de octubre de 1991. Con vistas a mantener tecnologías y lenguajes comunes para todos, Internet se ha dotado de un consorcio con fines no lucrativos encargado de gestionar esos «estándares». Se trata del World Wide Web Consortium: el W3C (http://www.w3.org). Mediante recomendaciones, el W3C propone los lenguajes que debemos utilizar para crear sitios web: el HTML y las CSS. Ese es el motivo por el que debemos respetar los estándares: es la única forma de que todos hablemos la misma lengua, es la única forma de crear sitios que puedan verse de manera idéntica, independientemente del navegador que utilice el internauta. No obstante, es justo aquí donde se sitúa el problema principal: no todos los navegadores respetan a la perfección ese bien común, ese lenguaje común a todos. Somos nosotros, diseñadores, quienes debemos comprobar que el sitio elaborado puede verse de manera idéntica en los diferentes navegadores.