Índice

Introducción

En realidad, las actividades abordadas en el capítulo anterior no son los únicos componentes de la aplicación. Existen otros que responden a necesidades distintas.

Por ello, en este capítulo descubriremos los fragmentos, una especie de mini-actividades que permiten explotar plenamente pantallas de gran tamaño. Estudiaremos a continuación los servicios, que permiten ejecutar en segundo plano una tarea sin interfaz gráfica. Seguidamente llegará el turno a los receptores de eventos, que se activan solamente tras la recepción de un mensaje.

Por último, si bien no son un componente principal de la aplicación hablando con propiedad, ilustraremos la implementación de una lista, pues se trata de uno de los elementos más utilizados en las aplicaciones.