Índice

Reparación del sistema

Mantener un sistema Windows 10 puede hacerse con un conjunto de herramientas presentadas por Microsoft para los administradores. Por ejemplo, es posible recopilar los registros de eventos de los diferentes puestos para filtrarlos en una vista única o bien registrar las acciones de los usuarios para resolver problemas.

Cuando un usuario sospecha que una aplicación es la causa de una ralentización en el inicio de sesión, bastará con pulsar la tecla [Mayús] para que no se ejecute ningún programa durante el proceso de inicio de sesión.

Los problemas vinculados al hardware surgen generalmente durante el inicio de Windows 10. Conviene, en estos casos, desconectar todos los dispositivos externos, probar el inicio en modo seguro y verificar que los controladores utilizados están firmados.

1. Almacén de datos de configuración de inicio

Los problemas de inicio de Windows 10 pueden tener diferentes orígenes: un controlador de dispositivo defectuoso, un fallo de hardware, la corrupción de un disco o una configuración defectuosa del sistema. Para evitar esto, es necesario aplicar las actualizaciones de seguridad, mantener el antivirus actualizado y asegurarse de que el microcódigo del hardware tiene instalada la última versión ofrecida por los fabricantes.

En ciertos casos, será necesario reinstalar por completo el sistema mediante el entorno Windows RE.

El proceso de inicio de un equipo provisto de Windows 10 exige respetar varias etapas: ...