Los aspectos fundamentales

Una de las librerías más populares en Python para crear interfaces gráficas, se llama tkinter, aunque hay otras, en particular, GTK y QT, utilizadas como base de los entornos de escritorio Gnome y KDE respectivamente. Esta librería proviene de un lenguaje de programación llamado Tcl, lenguaje de programación que fue muy popular y apreciado durante los años 2000. De esta manera, la librería tkinter es ideal en el contexto de la Raspberry Pi para diseñar rápidamente interfaces gráficas que tengan un bajo consumo en términos de recursos. Como prueba, el editor de código IDLE, que se presentó a lo largo del capítulo Entorno de programación, está programado con tkinter. Para familiarizarse rápidamente con esta librería, se presentan ejemplos como de costumbre, del más sencillo al más complicado.

Desde un punto de vista teórico, una aplicación tkinter se descompone en varias capas. La capa básica representa la ventana de la aplicación tal y como aparece en pantalla. La clase Tk es el componente gráfico que obligatoriamente se debe inicializar durante el arranque de cada aplicación que utilice la librería. En esta capa se añaden y acumulan a continuación otros componentes gráficos, que permiten interactuar con la ventana, como botones, etiqueta, barras de desplazamiento, marcos y así sucesivamente.

De esta manera, crear...

Si desea saber más, le proponemos el siguiente libro:
couv_RITRASPYT.png
60-signet.svg
Versión impresa
20-ecran_lettre.svg
Versión online
41-logo_abonnement.svg
En ilimitado con la suscripción ENI
130-boutique.svg
En la tienda oficial de ENI
Anterior
Conclusión
Siguiente
Proyecto #1: Hello world con tkinter