La gestión de excepciones con las palabras clave try, except, raise y finally

Generalmente, se produce una excepción cuando un programa intenta realizar una operación no permitida o peligrosa. En programación, desafortunadamente, hay una larga lista de operaciones peligrosas que pueden provocar que un programa se detenga repentinamente: lectura de un archivo que no existe, lectura de un índice demasiado grande en una tabla demasiado pequeña, recuperación de una clave en un diccionario cuyo valor no existe, etc.

Para paliar este problema, Python ofrece una gestión de excepciones nativa al lenguaje y las gestiona a través de cuatro palabras clave:

  • try que permite intentar ejecutar un fragmento de código que puede generar una excepción.

  • except que funciona junto con try y que, cuando se produce una excepción, la intercepta y continua o no la ejecución del programa.

Si desea saber más, le proponemos el siguiente libro:
couv_RITRASPYT.png
60-signet.svg
Versión impresa
20-ecran_lettre.svg
Versión online
41-logo_abonnement.svg
En ilimitado con la suscripción ENI
130-boutique.svg
En la tienda oficial de ENI
Anterior
Iterador y generador: las palabras clave iter y yield
Siguiente
Fragmentar y manipular una estructura de datos