Índice

Las mejores prácticas

Las mejores prácticas consisten en la aplicación de normas de sentido común que se detallan a continuación.

1. Consejos para el usuario

Estas primeras recomendaciones son elementos básicos. Consisten en la práctica de operaciones simples.

a. La protección física

Objetivo principal: proteger el terminal de robo o pérdida

  • No dejar el terminal sin vigilancia. Deberá tratarse como si fuese una tarjeta de crédito: mantenerlo bajo control en todo momento, guardarlo en un lugar seguro, en un bolsillo o un estuche cerrado y bloqueado. Y, por supuesto, no olvidárselo en ningún sitio.

  • Utilizar las herramientas de protección para terminales móviles que puedan bloquear, borrar o localizar el aparato a distancia.

  • Configurar las opciones de geolocalización. Si esa función existe, debería ayudar a localizarlo o encontrarlo.

  • Apuntar el número IMEI del teléfono o smartphone, así como toda la información útil, y mantenerla en un lugar seguro.

También existen aplicaciones gratuitas que permiten borrar los datos de forma remota en caso de pérdida o robo del terminal. Presentaremos estas herramientas un poco más adelante en el capítulo.

Si es necesario prestarlo, asegúrese de que se trata de una persona digna de confianza. Este enfoque de préstamo puede suponer la posibilidad de un mal uso y, en el peor de los casos, el riesgo de instalación de programas maliciosos ...