Índice

Concepto

Los departamentos de informática realizan, de manera regular, despliegues de sistemas operativos cliente o de servidor en sus empresas. Las tareas de administración y de supervisión ligadas a esa instalación son, con demasiada frecuencia, manuales y costosas en términos de tiempo de intervención.

Con Windows 10 el proceso de creación y despliegue de una imagen se ha simplificado enormemente. Bastará con preparar el ordenador para su duplicación (comando sysprep.exe), crear la imagen de referencia (dism.exe) y desplegarla a través de la red (WDS - Windows Deployment Service) de manera automatizada mediante un archivo de respuestas (Administrador de imágenes del sistema Windows). Todo el proceso permite personalizar la instalación de Windows 10 reduciendo el coste de despliegue al mínimo.

Dos métodos permiten desplegar un equipo con Windows 10 en un entorno empresarial: Lite-Touch y Zero-Touch.

El método Lite-Touch necesita una infraestructura que cuente con un servidor de almacenamiento de las imágenes, un servidor de despliegue (tipo WDS) y un servidor de datos que contenga las copias de seguridad de los usuarios en el marco de una migración. Un administrador deberá personalizar los parámetros de despliegue empleando un archivo de respuestas. La intervención del usuario es limitada.

Microsoft Deployment Toolkit (MDT) contiene las herramientas necesarias para este tipo de despliegue.

Un despliegue Zero-Touch no necesita intervención ...