Índice

Introducción a las puertas traseras activas y pasivas

Instalar una puerta trasera consiste en dejar en un equipo pirateado un medio para tomar o retomar el control en el momento oportuno. Una puerta trasera activa permite una entrada directa, como un servicio a la espera de un comando. Una puerta trasera pasiva resulta mucho más sutil. La función no se activa hasta que ocurra algo particular y este modo resulta mucho más discreto. Necesita muchas veces la intervención indirecta del usuario.