Índice

La compatibilidad de los navegadores

Como acabamos de explicar, es el W3C quien propone y los navegadores quienes disponen, incluso aunque para las CSS los navegadores puedan proponer al W3C sus propias propiedades, para una nueva estandarización.

En el caso de HTML5, no hay, por así decir, ningún problema, pues la norma se ha oficializado como recomendación desde octubre de 2014.

En el caso de las CSS3, cada módulo avanza a su propio ritmo a través de los cinco estados explicados anteriormente, los navegadores los integran con bastante regularidad y los cambios son numerosos y regulares. Para seguir mejor estas evoluciones, la solución más adecuada es consultar con regularidad el sitio Can I use: http://caniuse.com. Para cada propiedad, en una tabla clara, podrá ver la compatibilidad con las distintas versiones de los principales navegadores.